MATERIAL DE APOYO DE ESPAÑOL

MATERIAL DE APOYO PARA LA CLASE DE ESPAÑOL

ALUMNOS 5:30---6:30

Morfema,
CONTENIDO
La palabra. Clases de palabras Lengua castellana o categorías gramaticales. Concepto de morfema. Morfemas libres y morfemas ligados.

La palabra:

La palabra es una unidad morfológica constituida por un fonema (a, o, y) o un conjunto fijo de fonemas (té, col, pera, dátil, sandía, naranja, melocotón), dotado de significación léxica o gramatical, que, en la escritura, va entre espacios blancos.

Clases de palabras o categorías gramaticales

Hay diversos tipos de palabras:
- Primitivas o simples; constan de un monema, sin prefijos ni sufijos: con par perro arroz alegre flúor
- Derivadas, constituidas por un lexema, seguido de un sufijo (con interfijo intermedio, a veces), o precedido de un prefijo, o con prefijo y sufijo a la vez: im-par arroz-al in-cont-able
- Acrónimos, formados por siglas: RENFE, TALGO.
- Palabras compuestas: Son aquellas que contienen dos o más lexemas:
coliflor pasamano tentempié (o dos o más morfemas, sin lexema: aunque, porque. del).
Compuestos sintácticos y asintácticos:
Compuestos sintácticos: son aquellos cuyos componentes se relacionan entre sí con la misma regularidad y correspondencia que mantendrían si fueran palabras separadas dentro de una oración: vanagloria (Es muy vana gloria la que se basa en eso ) correveidile (Corre, ve y dile que vuelva)
Compuestos asintácticos: son aquellos cuyos componentes se corresponden entre sí con irregularidades que no admite nuestra sintaxis: coche-cama bocacalle verdiazul. En correcta sintaxis, sería coche con camas, boca de la calle, verde y azul
- Palabras parasintéticas: Son aquellas que son compuestas y derivadas a la vez (paragüero, sordomudez).

Clases de palabras o categorías gramaticales:
En castellano hay ocho clases de palabras o partes de la oración: nombre, adjetivo, verbo, adverbio, determinante, pronombre, preposición y conjunción. Aún hay otra clase más de palabras que constituye, por si misma, una oración, la interjección.
Clases de palabras con significado léxico-semántico:
Nombre (variable): Margarita mesa sentimientos
Adjetivo (variable): buena alta nobles
Verbo (variable): comía estudia vendremos
Adverbio (invariable): rápidamente mucho pronto
Clases de palabras con significado exclusivamente gramatical:
Determinante (variable): el... esta... mis... cinco...
Pronombre (variable): él, mío, quién, cuámdo,...
Preposición (invariable): a, ante, bajo, cabe, con...
Conjunción (invariable): y, para, aunque,...


Concepto de morfema. Morfemas libres y morfemas trabados
(monemas: lexemas y morfemas)

Antes de definir el morfema debemos definir el monema:

MONEMAS

El monema es la unidad de la primera articulación del signo lingüístico. Es decir que cualquier palabra puede ser dividida en unidades más pequeñas, dotadas de un significante y un significado. Así pues, una palabra podrá estar constituida por uno o más monemas. Los monemas pueden ser lexemas o morfemas:
Lexemas: Lo que comúnmente se conoce como raíz, y contiene en germen el significado de la palabra No todos los monemas significan de la misma forma. Distinguimos, en primer lugar, los lexemas, que son los que aportan el significado fundamental de la palabra; por ello se dice que son como la raíz de la palabra. Los lexemas forman el núcleo o raíz de los nombres, adjetivos, verbos y adverbios, y aportan el significado básico o léxico de éstos: muchach-o, libr-er-ía, des- terr-ad-o, luz. Los lexemas son ilimitados.
Morfemas: Los morfemas son las unidades mínimas, gramaticalmente significativas, que forman las palabras. Clases de morfemas: libres y trabados

Concepto de morfema:

Los morfemas son unidades de significado gramatical que sirven para relacionar o modificar el significado de los lexemas: leon-a, in-mort-al, niñ-a-s. Forman conjuntos con un número fijo de elementos y se clasifican en:
- Independientes, cuando forman palabras por sí solos. Son los determinantes, las preposiciones, las conjunciones y los pronombres.
- Dependientes, cuando se unen a los lexemas para completar y modificar su significado. Son de dos tipos:
- Derivativos: añaden significados a los lexemas; son los prefijos (pre-historia), sufijos (lech-er-ía) e infijos (hum-ar-eda).
- Flexivos: siempre ocupan la posición final de la palabra y sirven para expresar accidentes gramaticales: género, número, persona, tiempo, modo, etc. (libro-s, am-as).
Atendiendo a todo lo dicho, podemos considerar la palabra como la unidad lingüística independiente, formada por uno o más monemas, que en la escritura aparece delimitada entre dos espacios en blanco.

Morfemas libres y morfemas trabados:

Morfemas libres o independientes: son aquellos que no necesitan ir unidos a ningún lexema, sino que forman por sí solos una palabra. Son morfemas independientes los determinantes, las preposiciones y las conjunciones.
Morfema cero
Es aquel morfema que, aunque existe morfológicamente, no se refleja gráficamente.

Morfemas trabados o dependientes:
Son aquellos que necesitan unirse a un lexema para tener significado. Aquí incluimos:
Morfemas dependientes derivativos o afijos. No modifican el significado básico. Son formantes facultativos por ser opcionales.
sufijos: si se van después del radical o lexema.
prefijos: si preceden al radical o lexema.
interfijo: Se colocan entre los prefijos y sufijos para evitar la cacofonía entre dos sonidos.
Morfemas dependientes gramaticales. Frente a los afijos, éstos no sólo modifican el significado básico del lexema, sino que además nos sirven para relacionar esa palabra con otras. Ocupan siempre la posición final de la palabra y la información que ofrecen es de tipo gramatical, como el género, el número, la persona, el modo, etc. También se llaman flexivos porque nos muestran las diversas posibilidades o flexiones de una palabra. Son formantes constitutivos por ser obligatorios.

0 comentarios:

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal