La Negociacion Una moderna caja de pandora

EDITORIAL
La Negociación
Una moderna caja de Pandora
Por Lic Mario A Pineda
He escogido esta símil como lo que esperamos de la negociación porque…
Puesto que soy un Docente Hondureño y no quiero dejar de serlo, se me viene a la cabeza en este momento de crisis institucional, el mito de Pandora que Hesíodo recoge en dos poemas: La Teogonía y Los trabajos y los días.
El mito de Pandora narra cómo para castigar al titán Prometeo, el todopoderoso Zeus manda al artesano divino Hefestos moldear en arcilla la figura de una hermosa mujer a la que todos los dioses del Olimpo otorgarían un don y a la que llamó Pandora ("todos los dones"). Pandora fue ofrecida como esposa al titán Epimeteo, hermano de Prometeo.
Su curiosidad de mujer le llevó a abrir la caja que contenía todos los males, los cuales se esparcieron por el mundo. y al percatarse de lo que había hecho, rápidamente la cerró y solamente logró aprisionar a la Esperanza, luego, corrió hacia los hombres (hondureños) a decirles que no todo estaba perdido, que aún les quedaba la esperanza.
En el renacimiento se le cambió de ánfora a caja de Pandora.
Decía la Madre Teresa de Calcuta: “todo lo que yo hago es una gota en el océano, así de pequeño es lo que podemos hacer, sin embargo, si yo no lo hiciera, al océano le faltaría una gota”
Pues bien, la esperanza es una de las principales razones de este espacio de tiempo y por ello he escogido a Pandora, que etimológicamente significa “la portadora de todos los dones”, pero además, le agrego lo de "moderna", pues de ella espero que fluyan curas y no enfermedades, soluciones en vez de problemas, puentes que unan en lugar de murallas que dividan.

Lo que cada uno de nosotros hace, como educadores, hijos o hijas, padres o madres, vecinos, funcionarios públicos, poetas o científicas, podría parecer poco, pero si no lo hiciéramos, a este gran océano del conocimiento y de la comunicación, le faltaría una gota.

Si situamos el mito en nuestra realidad actual, de polarización, debemos ser conscientes de que, esta vez, no ha sido una mujer la que ha destapado la caja de Pandora. Sino los políticos hondureños, que no se pudieron poner de acuerdo antes, de esta crisis, sin embargo Algo hemos tenido que ver todos los hondureños sea profesional, sea empresario, militar, obrero, o estudiante etc., ya que hemos sido la excusa para que esa caja se abra, pero no hemos sido las personas directamente responsables. Ni siquiera hemos sido responsables del capricho de Zeus (gobernante) ni de la creación de Pandora. Ni de cómo el resto de los dioses (políticos) admitieron con su silencio la actitud arbitraria de Zeus ni de los regalos que hicieron a Pandora. Simplemente, hemos sido la excusa para que esa caja se abra. Y declinamos toda responsabilidad sobre las consecuencias que puedan derivarse de su apertura, ya que durante años el hondureño común hemos tenido que vivir llevando sobre nuestros hombros el ser las responsables de los males de la hondureñidad. Esta vez no,. Quienes quiera que sean los responsables, activos o pasivos, tendrán que asumir su cuota de responsabilidad.
Pero la apertura de la caja, como ocurrió en el mito, puede tener consecuencias para los hondureños, que quizás no hemos llegado a evaluar lo suficiente. A la larga, o posiblemente no tan a la larga, esta situación puede tener un efecto boomerang que no beneficie a nadie. Estrategias como el tan afamado "divide y vencerás" suelen tener consecuencias imprevisibles en el futuro, ya que la división puede no venir de los mismos actores que han protagonizado la actual situación política de Honduras, sino que puede surgir de manera espontánea y libre y llegar a tener unas dimensiones insospechadas. Ya han quedado demodé los liderazgos basados en las teorías de Atila o Maquiavelo. No se lleva el "ordeno y mando" sino el consenso y la negociación, pero no de ideas o de palabras, sino de hechos.
Y me pregunto, ¿por qué somos tan torpes los Hondureños? ¿Ni siquiera somos capaces de aprender de la experiencia? ¿O será que nuestra codicia sin límites nos lleva a perder de vista las enseñanzas del pasado? ¿Tenemos que estar siempre efectuando ese paso del mito al logos o seremos alguna vez capaces de utilizar nuestras capacidades intelectuales en lugar de anteponer nuestros intereses?
Pero en la caja de Pandora aún queda la esperanza o la espera, según la traducción que se utilice. Puede quedar la esperanza de que se recupere la cordura, de que se acepten los hechos y se utilice la lógica y la razón en lugar de actuaciones arbitrarias. O puede quedar la espera, que simplemente nos lleve a continuar nuestro trabajo a la espera de que el sabio tiempo nos ponga a cada uno en su lugar.
Como siempre ocurre en democracia, podemos elegir. Y como siempre ocurre con el hondureño, seremos consecuentes con nuestra elección.
Y si el verdadero Zeus existe, debe estar disfrutando en el Olimpo, como estamos disfrutando nosotros, con la torpeza humana, viendo cómo no somos capaces de avanzar ni con el devenir de los tiempos.

1.-Que tipo de texto es este?

2.-Identificar las principales figuras literarias que se pueden encontrar en el texto

3.-Encontrar la idea principal del texto

4.-Identificar los parrafos que constituyen el texto

5.-Identificar el parrafo introductorio

6.-identificar el parrafo concluyente

7.-Cual es la enseñanza del mito

0 comentarios:

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal